"Hidrargirismo o Mercurialismo"
(informe provisional con una noticia reciente en Jaén o varias más en Flix, Tarragona)
Citas de una Tesis Doctoral defendida en Perú en septiembre de 2001 y de varias referencias de dentistas críticos hacia las amalgamas de mercurio.

Fundamentos periciales de la prueba pericial retrospectiva

CLÍNICA DE LA INTOXICACIÓN MERCURIAL

En los casos en que se llega a un punto critico en el balance entrada-eliminación de mercurio, aparecen los efectos tóxicos que se manifiestan de diferentes formas de intoxicación: aguda, subaguda y crónica.

1.- Intoxicación aguda por vapores de Hg
Es muy poco frecuente en el medio industrial, salvo accidentes. Si la vía de penetración es la respiratoria, aparece traqueobronquítis que siempre se acompaña de tos e hipertermia, posteriormente puede aparecer una neumonía difusa con edema intersticial y a veces un neumotorax bilateral. Por inhalación masiva de vapores de mercurio se han descrito algunos casos que cursan con mareos, ceguera súbita , espasmos musculares y temblor.

2.- Intoxicación subaguda
No es frecuente en el medio laboral, no obstante se ha descrito algunos casos con el siguiente cuadro: tos o irritación bronquial, vómitos, diarrea, estomatitis, ulceraciones en mucosa de la boca, eritrodermia mercurial y proteinuria.

3.- Intoxicación crónica
Es la forma mas frecuente en el medio laboral y constituye el denominado "Hidrargirismo o Mercurialismo". Dado que el presente trabajo evalúa la exposición a vapores de mercurio inorgánico nos centraremos en explicar el cuadro por vapor y compuestos inorgánicos:

4.- Mercurio elemental (vapor y compuestos inorgánicos)
Mercurio elemental y compuestos inorgánicos: Habitualmente los causas de exposición al mercurio son los vapores de mercurio o combinaciones variadas de mercurio en estado gaseoso o en polvo. En la mayoría de los casos, la sintomatología de la intoxicación mercurial crónica, relatada en la literatura, no hace distinción entre las formas bajo las cuales el mercurio es inhalado.

La intoxicación se presenta en dos fases claramente delimitadas:

1.- Fase de absorción o impregnación en la que aparece una sintomatología poco precisa e inespecífica: Anorexia, astenia, perdida de peso, cefaleas, vértigos, insomnio, dolores y parestesias en miembros inferiores y con menor frecuencia en superiores, masticación dolorosa.

2.- Fase de intoxicación propiamente dicha se caracteriza por:

2.1.- Alteraciones digestivas: nauseas, vómitos y diarrea. El hallazgo más significativo es la denominada "estomatitis mercurial" cuyo principal síntoma es la sialorrea, a menudo acompañada de hipertrofia de la glándulas salivares. Posteriormente aparece gingivitis e incluso ulceraciones en la mucosa bucal. Hay caída prematura de los dientes y el paciente experimenta en ocasiones una sensación de alargamiento de los mismos. En las encías puede aparecer un ribete grisáceo-azulado que se diferencia del que aparece en el saturnismo (intoxicación por plomo), por ser más ancho. Los dientes pueden adquirir un color pardusco (diente mercurial de Letuelle) y el paciente nota una sabor metálico constante y molesto acompañado de aliento fétido.

2.2.- Alteraciones del Sistema Nervioso: Son las mas importantes, en una primera fase aparecen trastornos psíquicos tales como: irritabilidad, tristeza, ansiedad, insomnio, temor, perdida de memoria, excesiva timidez, debilidad muscular, sueño agitado, susceptibilidad emocional, hiperexcitabilidad o depresión. Todo ello constituye el denominado "Eretismo Mercurial" Estos trastorno pueden aparecer en personas con exposiciones bajas y provienen de perturbaciones de los centros corticales del Sistema Nervioso Central, acompañándose de modificaciones funcionales del aparato cardiovascular, urogenital y sistema endocrino. En ocasiones concurren alteraciones encefalíticas que conducen a un síndrome psico-orgánico definitivo susceptible de evolucionar hacia una demencia e incluso caquexia.

El gran síntoma del hidrargirismo es el temblor. Suele iniciarse en la lengua, labios, párpados y dedos de las manos en forma de temblor fino de mas de 20 oscilaciones / minuto que puede interrumpirse por una extensión brusca de los dedos. Posteriormente se extiende a las manos en forma de temblor rítmico que se interrumpe por contracciones musculares bruscas; también puede aparecer en la cara produciendo tics. Un dato típico es su variabilidad , aparece por ondas y aumenta con la excitación. Tiende a ser intencional, lo que le diferencia del temblor de Parkinson que desaparece con el sueño.

2.3.- Alteraciones Renales: El efecto nefrotóxico del mercurio elemental y compuestos inorgánicos se manifiesta por daño en el glomérulo y en los túbulos renales.

3.- Micromercurialismo: Actualmente y cada vez con mayor frecuencia se observa este cuadro en trabajadores expuestos a niveles bajos de vapores de mercurio. La sintomatología observada es:


Fasciculaciones con predominio en miembros superiores.

Sensación de pesadez en miembros inferiores.

Manifestaciones vegetativas:

- Transpiración abundante
- Dermografismo
- Inestabilidad emocional
- Neurosis secretoria estomacal
- Neurosis funcional (histérica , neurasténica)

DIAGNÓSTICO DE LA INTOXICACIÓN

El diagnóstico clínico no suele presentar dificultades cuando se realiza una correcta anamnesis laboral. En algunos casos puede haber problemas de diagnóstico diferencial con ciertas formas de esclerosis en placas, siendo necesario recurrir a la punción lumbar, que no revelará ninguna alteración en el liquido cefalorraquídeo en el hidrargirismo o mercurialismo, pues el mercurialismo se presenta como una contaminación por deposito y no como una infección viral.

El diagnóstico analítico se basa en la determinación de mercurio excretado por la orina durante 24 horas. Se recomienda la utilización de la técnica de Espectrofotometría de absorción atómica por formación de hidruros en vapor frío. Actualmente existe un criterio casi unánime, en utilizar los contenidos de mercurio en sangre y orina, recolectando una muestra puntual de ambos fluidos en condiciones básales a primera hora de la mañana. Estos deben ser comparados en relación directa entre la concentración de Hg y la función renal reflejada en la depuración de creatinina.

Problemática pericial del "hidrargirismo"

Como en otras enfermedades laborales, la exposición al mercurio requiere una precisa proposición de prueba retrospectiva, de manera que las estimaciones que pericialmente se infieran permitan construir una pieza de convicción judicial.

En la actualidad nuestra empresa en www.cita.es desarrolla modelos matemáticos para el cálculo de la acumulación de mercurio en organismos y también para la comprensión y precisión de la historia y la dinámica de las intoxicaciones laborales en general, y del hidrargirismo en particular.

Estamos en espera de alguna oportunidad para plantear, o para aceptar, una proposición de prueba pericial que nos permita hacer un estudio a un colectivo de trabajadores que hayan estado en contacto con mercurio, o para poblaciones residentes en zonas en las que haya presencia incontrolada de mercurio o sus minerales, o para quienes hayan consumido alimentos contaminados por mercurio. En este último sentido, se recomienda la máxima vigilancia de ríos, acuíferos e hidrología de las minas de mercurio así como de cualquier depósito o industria que pueda afectar a ríos, acequias, lagos, pantanos o pozos.

Un caso muy preocupante es el de las amalgamas que utilizan los dentistas. La amalgama para uso dental se empleó por primera vez en el año 1833. Desde entonces hasta hoy se ha usado casi exclusivamente en todo tipo de empastes. No ha cambiado mucho su composición a lo largo de los años. También hay que mencionar que, por primera vez, se prohibió el uso de amalgama en el año 1840, en los Estados Unidos. En el año 1988 la EPA (Environment Protection Agency Œ la Organización de Protección Medioambiental) declaró que los desechos dentales son productos de alto riesgo. La Asociación Americana Dental, hasta hoy, deniega la prohibición de la amalgama, pero ahora informa y da cursos a los dentistas y a su personal, como manejar y protegerse del peligro potencial y como reconocer los síntomas de las personas expuestas a él. Hay un peligro con los desechables de la amalgama; ¿no se debe tirar en el sístema de desagüe, ni tirar en la basura ni excavar en la tierra! Pero, este mismo producto, ¿si que se puede poner en la boca de los pacientes con buena conciencia! ¡Que hipocresía! La OMS (World Health Organization ) en el año 1977 dijo que el empaste de amalgama libera entre 3-17 mgs de mercurio al día. En Dinamarca se examinó a 100 hombres y a 100 mujeres, y encontraron un nivel muy alto de mercurio en la sangre, cuando hay más de 4 empastes en la boca. Supongamos que un empaste de tamaño intermedio se pudiera disolver en un instante; esto sería suficiente para matar a 200 personas. Hoy en día sabemos que el mercurio se disuelve sólo poco a poco durante años.

El mercurio puede presentarse en sus tres formas: Hgº (metálica), Hg+ (mercuriosa), y Hg++ (mercúrica). Hay una variedad de formas inorgánicas y también orgánicas.

El mercurio está liberado en la atmósfera por el proceso natural de desgasificación. Se libera el mercurio en la superficie de la tierra en forma de vapor Hgº. Hay anualmente una liberación natural entre las 2700-6000 toneladas. La mina de Almaden ha llegado a producir el 90% de la amalgama usada en la Comunidad Europea, una producción anual de 1000 toneladas. La cantidad liberada de la mina en la atmósfera es desconocida.

Muy especialmente, hay que extremar las precauciones para que el mercurio no entre en la cadena alimentaria, especialmente por la pesca o acuicultura (las vísceras del pescado en contacto con muy pequeñas cantidades de mercurio son extraordinariamente tóxicas), agricultura y ganadería, pero una vez consumada la intoxicación, hay que hacer un análisis causal reconstruyendo con la precisión posible la dinámica de los hechos mediante rigurosa accidentología y, si fuera necesario en casos de dolo o imprudencia, con criminalística.

Noticia de "hidrargirismo" en Jaén, España

ANDALUCIA.-Jaén.- Trabajadores de Electroquímica denuncian que el SAS no está haciendo revisiones a los familiares del colectivo
JAEN, 29 Dic. (EUROPA PRESS)

Los ex trabajadores de Electroquímica Andaluza denunciaron hoy que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no está llevando a cabo las revisiones médicas a familiares de este colectivo --una medida que fue aprobada por el Parlamento andaluz--, sino a empleados que no lo solicitaron y a otros que ya tienen la incapacidad laboral reconocida por los tribunales.

El portavoz de los ex empleados, Antonio Martínez, expresó a Europa Press su "extrañeza" por la actuación de la Junta y agregó que "no vemos muy aceptable lo que está haciendo el SAS", ya que recordó que solicitaron que "se hiciera unas revisiones a los familiares de los ex trabajadores por si estaban afectados", toda vez que la ropa que usaban en el trabajo "podía estar contaminada" de mercurio y ésta se mezclaba con el resto de prendas de la familia en la lavadora.

Martínez criticó que a pesar del acuerdo parlamentario "han llamado a gente que no había solicitado la revisión porque estuvo poco tiempo trabajando en la empresa o porque ya tiene la incapacidad profesional reconocida por los tribunales".

Además, denunció que el SAS "está haciendo las mismas pruebas que hizo el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), en las mismas entidades y con los mismos cuatro médicos que no son especialistas". "Estas revisiones no sirven para nada, porque para detectarse algo hay que usar medios específicos, hacer pruebas concretas y dejarlo en manos de médicos especialistas", señaló.

DISPUESTOS A IR A LOS TRIBUNALES

El portavoz de los trabajadores aseguró que desconoce "por qué el SAS actúa de esta manera", pero advirtió de que "no estamos dispuestos a que se sigan riendo de nosotros" y que "si es necesario llevaremos al SAS a los tribunales" porque "entendemos que no está actuando correctamente".

Los 85 empleados de la empresa radicada en Ubeda (Jaén) Electroquímica Andaluza --de los cuales, 19 ya han fallecido-- aseguran que sus dolencias son provocadas por hidrargirismo, una enfermedad derivada del contacto con mercurio, sustancia empleada en el trabajo cotidiano de la factoría, que cerró hace más de diez años al comprobarse que no cumplía las medidas de seguridad.


EL PERIODICO Pág. : 36    16/09/2004
FERRAN GERHARD (TARRAGONA)         

El juez investiga si Ercros vertió mercurio al Ebro El fiscal estudia sumar a las diligencias el caso de los sedimentos tóxicos     
     
  Alerta ecológica La actuación de la justicia La causa contra la empresa trata de aclarar una mortandad de peces en el 2001     
 
El Juzgado de Falset abrió en julio diligencias previas para averiguar si la empresa Ercros, la antigua Erkimia, realizó desde febrero de 2002 vertidos de mercurio ilegales, directamente a las aguas del Ebro o a través de lodos contaminados. Este procedimiento judicial es la continuación de una anterior causa abierta contra la química por una intoxicación masiva de peces en diciembre del 2001.
Una de las actuaciones que se llevarán a cabo por orden judicial será la extracción de muestras del río y del pantano de Flix para conocer la magnitud de la presencia de ese metal pesado. También se quiere averiguar si hay vertidos que superen los límites permitidos.
ARCHIVO DE LA PRIMERA CAUSA En diciembre de 2001 se produjo una mortandad de peces y agentes de los Mossos d'Esquadra iniciaron una investigación en la zona. De los análisis practicados en febrero, marzo, mayo y agosto del 2002 en el embalse de Flix, se dedujo que, desde la planta de Ercros, se podrían haber realizado "vertidos ilegales de mercurio tanto en aguas como a través de lodos contaminantes", según consta en un auto, de 13 de febrero del 2004, del Juzgado de Falset.
Sin embargo, la misma resolución establecía la decisión de archivar la causa judicial abierta por los daños en la fauna fluvial, porque "no se puede acreditar que en fechas anteriores, cuando murieron los peces, se hubieran realizado vertidos".
Pero la nueva causa judicial sí permitirá conocer si la industria química arrojó mercurio u otros metales pesados en el cauce del Ebro hace un par de años. "Las muestras recogidas en el 2002 eran significativas y daban a entender que la contaminación podía ser grave", explicaron fuentes de la investigación. Las nuevas muestras podrán compararse con el estudio realizado entonces y sacar conclusiones.
La Fiscalía de Tarragona, competente en el caso, aún no ha decidido si pedirá que se incluya en esta misma causa la denuncia por la existencia de miles de toneladas de sedimentos contaminados en el pantano de Flix, conocida la pasada semana. Fuentes jurídicas consultadas creen que, al tratarse de un mismo asunto, se optará por esta solución.
DETERMINAR LA AUTORÍA Uno de los obstáculos para determinar el origen de una y otra contaminación (los sedimentos contaminados o el mercurio que mata a los peces) es la falta de controles. Si no se trata de un caso de alguien a quien se coge in fraganti , resulta complejo probar la autoría de un vertido.
Ercros siempre ha asegurado que cumple la legislación y que, por lo tanto, está exenta de cualquier culpa. La empresa, además, sostiene que ha aplicado medidas correctoras para reducir el impacto ambiental de la factoría de Flix.

LA VANGUARDIA, Pág. : 45    06/11/2004
Los filtros en la potabilizadora del Ebro se instalarán 20 años después de lo prometido     
MEDIO AMBIENTE

El ingeniero Joan Moll, primer responsable del minitrasvase, y separado del servicio, denunció en 1985 el mercurio de Flix y falta de potabilización

ANTONIO CERRILLO
barcelona. - Los filtros que mejorarán la potabilizadora de l'Ampolla -desde donde se suministra agua del Ebro al área de Tarragona- serán introducidos 20 años después de que la Generalitat hiciera esa promesa. Los filtros de carbono activo servirán para evitar, por ejemplo, que un posible episodio de contaminación por mercurio alcance la red de suministro. Pero el riesgo de que los vertidos de mercurio pudieran afectar a la red en Tarragona ya fue denunciado a mediados de los años ochenta, entre otros, por el ingeniero Joan Moll, quien alertó de esta posibilidad cuando estaba proyectando el minitrasvase, obra de la que Moll fue el primer responsable antes de ser separado del servicio tras haber recurrido la toma de aguas abajo de Ascó y Flix.
En cambio, en todos estos años nadie ha denunciado nunca los residuos mineros radiactivos procedentes de Erkimia ni tampoco se conocía la magnitud de los sedimentos con metales pesados y sustancias organocloradas tóxicas que se han acumulado en el embalse de Flix (entre 200.000 y 360.000 toneladas), asunto central de la revelación efectuada recientemente por el informe del CSIC y la UAB.
La entrada de mercurio en la red de abastecimiento potable se convirtió en una amenaza real y concreta en diciembre del 2001, cuando el suministro de Tarragona tuvo que ser interrumpido al detectarse la presencia de este metal. Desde entonces, los análisis -uno al mes- se han multiplicado; y actualmente se hacen tres al día.
Pero ha sido justamente ahora -tras la alarma generada por el vertedero hallado en mitad del embalse de Flix- cuando la Agència de l'Aigua ha acordado instalar estos filtros en la potabilizadora de la Ampolla para proteger la red de abastecimiento ante la posible entrada del mercurio.
La Agència de l'Aigua promete tener en servicio los filtros en un par dos años, efectuando para ello una inversión de 10 millones de euros. De esta manera, se garantizará plenamente la calidad del agua, sin que sea necesario interrumpir el funcionamiento de la potabilizadora en caso de contaminación por mercurio u otros contaminantes.
Pero el peligro del mercurio ya fue señalado en el informe de Alfredo Bardají, delegado territorial de Tarragona del Departament de Sanitat, quien el 4 de diciembre de 1985 denunciaba que 'desde Flix el agua del Ebro sufre toda clases de deterioros', por lo que aconsejaba a Salut Pública que la captación del Ebro, entonces en proyecto (minitrasvase) se hiciera aguas arriba, en Riba-roja, donde el caudal es más limpio. Entre los 'deterioros' del Ebro aludidos, Bardají citaba 'los importantes vertidos industriales de Flix' o 'la contaminación por arrastres de herbicidas, insecticidas, fertilizantes y demás que se utilizan el el Delta', entre otros.
Bardají fue sustituido poco después del informe y los nuevos responsables de la delegación de Sanitat en Tarragona prometieron (con ánimo tranquilizador) unos filtros de carbón activo que nunca llegaron a ser colococados.
Por su parte, Joan Moll -primer responsable del minitrasvase-, también denunció, entre otros, los peligros del mercurio de Flix en numerosos escritos y denuncias. Moll recurrió (en septiembre de 1985) los estatutos del Consorci d'Aigües de Tarragona al juzgar que no se garantizaba la potabilización del agua y que no estaban todos los análisis.
También dijo que el proyecto carecía del estudio de impacto ambiental, que los técnicos designados no eran expertos hidráulicos y que la conducción estaba sobredimensionada dada la demanda en Tarragona. Las discrepancias condujeron a su separación del servicio (septiembre de 1986), pero Moll incluso denunció al instructor del expediente instruido.
Moll presentó una denuncia por delito ecológico el 3 de noviembre de 1988 en la que señala igualmente que los niveles de contaminación por mercurio en Flix no estaban debidamente contrastados. Incluso llegó a escribir una carta al propio president, Jordi Pujol, en la que, junto con la acusación de que era víctima de una persecución laboral, también denunció que se había autorizado el minitrasvase con aguas 'contaminadas en Flix', entre un largo cúmulo de irregularidades.

Los filtros prometidos evitarán que se interrumpa el suministro si hay un episodio de contaminación de mercurio

LA VANGUARDIA; 22/10/2004
La planta de Flix prevé mantener los vertidos de mercurio al Ebro hasta el 2020     
 
MEDIO AMBIENTE

El conseller Milà desea que se acorte el plazo, pero admite que los vertidos actuales están muy por debajo de lo autorizado
ANTONIO CERRILLO
Barcelona
La planta de Erkimia (Ercros) en Flix prevé paralizar los vertidos de mercurio al Ebro en el 2020 como fecha tope. Los vertidos de mercurio se producen a consecuencia del uso de la tradicional tecnología de electrólisis con mercurio para obtener cloro y sosa cáustica, aunque en Europa ya se ha iniciado un proceso de sustitución por técnicas más limpias y modernas.
Salvador Milà, conseller de Medi Ambient, ha pedido que Erkimia acorte los plazos para suplir esta tecnología para que cesen las descargas en un plazo más inmediato -sin concretar fechas-. Aun así, reconoce que la planta emite ahora valores de mercurio 'muy por debajo de los máximos autorizados' y por debajo de las del resto de España.
Los vertidos de mercurio han sido denunciados desde los años 80, mientras que los sedimentos de este metal acumulados en el embalse de Flix son una amenaza para el suministro con agua del Ebro en el área de Tarragona, como demuestra el hecho de que en algunas ocasiones se haya detectado su presencia en la red de abastecimiento.
El cese inmediato de estas descargas ha sido también solicitado por Narcís Prat, responsable del comité científico que asesora en la descontaminación del embalse de Flix. Sin embargo, tal pretensión parece complicada, puesto que se requiere un acuerdo para todas las plantas de cloro de Europa.
De hecho, las factorías de Euro Clhor -potente lobby que agrupa a este sector industrial- firmaron hace poco un compromiso voluntario para prescindir de esta polémica tecnología, pero pusieron como fecha tope de caducidad el 2020, según un pacto que ha sido enviado a la dirección general de Medio Ambiente de la Unión Europea para su posible ratificación.
La industria del cloro reconoce, pues, que existen tecnologías más limpias, como las células de membranas, pero esgrime que la ley de Intervención Integral de la Administración Ambiental -directiva IPCC- sólo obliga a instalarlas en el caso de las plantas industriales de nueva factura, mientras que las factorías que ya funcionan sólo están obligadas a aplicar 'las mejoras prácticas operativas de referencia', pero dentro del mismo procedimiento con mercurio.
En España, la producción de cloro con tecnología de membranas sólo representa el 8,5%, mientras que en Europa alcanza el 30%. María Comellas, directora general de Qualitat Ambiental, afirma que este asunto será tratado en breve con el Ministerio de Medio Ambiente, pero recuerda que existen dificultades técnicas para hacer esta sustitución en Catalunya por las ventajas comparativas del viejo sistema.
Por ejemplo, la tecnología de mercurio es capaz de aceptar sales con muchas impurezas, lo que hace que las empresas catalanas de cloro (Erkimia o Solvay) utilicen como materia prima material procedente de los residuos salinos de las cuencas mineras de Súria, Cardona y Sallent generados en las explotaciones de yacimientos de potasa. La gran paradoja es que la Generalitat quiere seguir potenciando el reciclaje de estos residuos para evitar los problemas de salinización que ocasionan en el Llobregat.
La introducción de las más limpias tecnologías para obtener cloro sin mercurio chocan con obstáculos muy diversos

LA VANGUARDIA, Pág. : 33    16/10/2004
Los científicos piden que se extraiga la ‘montaña’ de basura química de Flix     
MEDIO AMBIENTE
Los sedimentos son 'un peligro evidente de contaminación masiva de todo el tramo del Ebro situado aguas abajo'
ANTONIO CERRILLO
Barcelona
Los científicos que descubrieron la gran montaña de residuos químicos tóxicos arrojados por Erkimia durante años en el embalse de Flix, en el Ebro, se inclinan en principio por retirar los sedimentos del cauce del río y tratarlos como residuos. Prefieren esta solución para evitar riesgos, puesto que el gran vertedero químico improvisado está en medio del río Ebro, y la erosión continua que sufren los sedimentos contaminados podría arrastrarlos aguas abajo, hasta zonas que se abastecen del caudal del río.
La tesis de sacar los contaminantes acumulados junto a Erkimia va cobrando cuerpo, frente a la idea de mantenerlos aislados y confinados en el mismo lugar donde están ahora. Así se vio en una sesión informativa organizada por el Departament de Medi Ambient con participación de los propios autores del estudio del CSIC y la UAB. Sin embargo, la opinión de los investigadores es sólo el eslabón de una cadena que, en última instancia, conformará una decisión política. Las administraciones implicadas han encargado a una comisión técnica que estudie las mejores opciones para descontaminar el embalse analizando las diferentes soluciones, con sus ventajas y sus inconvenientes.
Mientras tanto, los investigadores alertaron ayer de nuevo sobre el hecho de que tanto las concentraciones como las cantidades de los fangos depositados en Flix muestran 'niveles muy altos' de compuestos organoclorados, de mercurio y elementos radiactivos (procedentes del uranio 238, vinculados a la producción de fosfatos en Erkimia).
Según sus conclusiones, 'las concentraciones de radionucleidos no suponen ningún peligro' a través de una exposición directa; y sólo representarían un peligro en el caso de producirse una ingestión, si se da una eventual entrada de estos componentes en la cadena alimentaria.
Sin embargo, la suma total de sedimentos acumulados -entre 200.000 y 360.000 toneladas- es de tal magnitud que las cantidades absolutas de compuestos organoclorados y metales pesados 'representan un peligro evidente de contaminación masiva de todo el tramo del Ebro aguas abajo' de Flix.
Albert Palanques -investigador del Institut de Ciències del Mar del CSIC- explicó que la presa de Flix -al remansar el agua- ha retenido durante años los vertidos de Erkimia frente a la factoría, hasta crear un depósito que ocupa la mitad del espacio natural del río.
Palanques explicó que los fangos son muy finos -inestables- y que si la presa sufriera un accidente y se abriera, se rompería también el precario equilibrio artificial que ha sujetado los residuos, que resultarían arrastrados. 'Éste es un riesgo, y es una de las razones por las que hay que actuar', insistió. Palanques se mostró contrario a la consabida tesis de la empresa Erkimia -'mejor no remover los fangos'-; y, en cambio, abogó por actuar a tiempo tratando los fangos como un residuo puro y duro.
Joan Grimalt, químico ambiental del CSIC, afirmó que no se puede garantizar que en los próximos años la montaña de contaminantes se siga mostrando estable, teniendo en cuenta que el río la erosiona continuamente. 'Una vez visto que no es un riego urgente, y una vez detectado e identificado el problema, se tiene que plantear que los fangos no pueden estar en mitad del río, pues además, dificultan el paso del agua', declaró Grimalt, para quien los niveles de contaminantes son propios de un vertedero y no de un río. Por ello, opinó que la opción más deseable sería extraer la basura.
Narcís Prat, catedrático de Ecología de la Universitat de Barcelona -que moderó el debate- recordó que las administraciones no han tomado una decisión sobre el vertedero, pero opinó que 'desde el punto de vista ambiental la única manera de reducir el riesgo es sacarlo'. Prat ha planteado en otras ocasiones que la directiva marco de agua -encaminada a recuperar el estado ecológico de los ríos- exige la retirada de estos contaminantes. Además, considera que la extracción de los fangos es una magnífica oportunidad tecnológica para crear un modelo de descontaminación de referencia que dé respuesta a un problema ambiental con algunas características inéditas.
El riesgo de que los contaminantes se diseminen Ebro abajo por el empuje del caudal no es tan irreal, puesto que en dos ocasiones recientes se han registrado incidencias por la presencia de mercurio en el río, hasta el punto de que alcanzó la red de abastecimieto de suministro -en diciembre del 2001- y causó mortandad de peces -febrero del 2003-, según recordó Antoni Ginebreda, jefe del departamento de control de la Agència Catalana de l'Aigua, que afirmó que el problema ya fue detectado en 1994.
En relación a los desechos mineros radiactivos, Pere Masqué, del Institut de Ciència i Tecnologia ambiental de la UAB, se mostró más preocupado por las cantidades totales que por su concentración, e insistió en el vacío legal que supone la gestión de los residuos mineros radiactivos. Masqué dijo que los elementos radiactivos sólo comportarían un peligro en el caso de que alcanzaran la ingesta, aunque aclaró que el agua del Ebro no está contaminada. También subrayó que por otros estudios complementarios realizados se sabe que los productos en la zona del Ebro no tienen una presencia de radionucleidos superior a los de otras zonas de Catalunya.
Los contaminantes 'no pueden quedarse en mitad del río', dice Joan Grimalt, investigador del CSIC

HERALDO DE ARAGÓN, 14/10/2004
JOSÉ JUAN VERÓN. Zaragoza        
El Gobierno del PP ocultó los problemas en Flix para no obstaculizar el trasvase    
Una sentencia de 2003 advirtió de que hay sustancias tóxicas en el cauce del Ebro.    

El Ministerio de Medio Ambiente ocultó, durante los últimos meses de gobierno del PP, la existencia de gravísimos problemas de contaminación en el cauce del Ebro. La existencia de grandes cantidades de sustancias tóxicas en el lecho del río a la altura de Flix es un hecho que quedó probado en una sentencia judicial de febrero de 2003 y en un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que fue entregado a la entonces ministra, Elvira Rodríguez, en enero de 2004.

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Tarragona dictada el 24 de febrero de 2003 señaló la existencia de numerosas sustancias tóxicas en el lecho el río a su paso por la localidad de Flix y aguas abajo. Por ello, se condenó a la empresa Erkimia-Ercros "al saneamiento de las riberas y fangos del Ebro en el área de afección de Erkimia". La sentencia se refería exclusivamente a los vertidos realizados entre los años 1988 y 1993, pero dejaba abierta la posibilidad de que se reconociera "un incremento significativo de la concentración de contaminantes en los lodos del pantano", lo que se deja en suspenso "en función de nuevos estudios con la supervisión de las Administraciones competentes".

Ni la Generalitat de Cataluña ni la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han solicitado hasta ahora que se ejecute dicho fallo. Momento hasta el que no se delimitarán los daños producidos.

José Manuel Marraco, asesor legal de Greenpeace España, señaló que el problema está en la falta de medios de la Justicia ambiental, que se encuentra a expensas de las Administraciones para poder ejecutar una sentencia.

Ayer, fuentes de la CHE explicaron que el organismo de cuenca no fue parte en el juicio y que los daños todavía no están cuantificados. No obstante, se estima que podrían ser alrededor de 400 toneladas de contaminantes al año, dado que los últimos estudios cifran entre 188.000 y 364.000 las toneladas de residuos tóxicos que están en el lecho del Ebro en Flix.

Las mismas fuentes explicaron que hasta 1989 la legislación española no estableció límites de vertido y que a partir de esa fecha se ha obligado a la empresa a diversos planes de descontaminación.

Estos problemas han sido puestos de relieve en un informe del CSIC que se hizo público a finales de septiembre. Según explicó ayer un portavoz de Greenpeace, existe constancia de que el Ministerio de Medio Ambiente disponía de este estudio desde el mes de enero de este año. La organización ecologistas asegura que se prefirió dejarlo en un cajón, dado que la existencia de cientos de miles de residuos tóxicos e incluso radiactivos en el lecho del Ebro era un motivo suficiente para desestimar el trasvase previsto en el Plan Hidrológico Nacional. Según el estudio, existe, además de mercurio y DDT, sustancias como uranio y radio en concentraciones que podrían ser peligrosas si se removiera el lecho el río.

Ayer, la CHE explicó que tuvo conocimiento del informe en febrero de este año y que realizó una primera valoración de las actuaciones necesarias para abordar la descontaminación. De esta forma, se incluyó una partida de 90 millones de euros en el PHN.

LA VANGUARDIA, Pág. : 38    04/10/2004
ENTREVISTA a Narcís Prat, catedrático de Ecología de la Universitat de Barcelona     
'La directiva europea de aguas nos obliga a sacar los contaminantes del Ebro en Flix'     
 
ANTONIO CERRILLO
Barcelona
El catedrático de Ecología de la UB Narcís Prat, uno de los mejores conocedores de nuestros ríos, se inclina por sacar del Ebro la montaña de basura química e industrial (formada por decenas de desechos mineros radiactivos, metales pesados y sustancias organocloradas) descubierta en el embalse de Flix junto a Erkimia. Pero también ansía que Flix sea en el futuro sinónimo de un proceso tecnológico de referencia modélico para descontaminar un río.
-¿Qué impresión le ha causado el informe sobre la montaña de contaminantes en Flix?
-Aunque el problema era conocido por algunos, ahora se ha cuantificado. Que haya salido a la luz pública, aunque haya sido con alarma, es positivo porque debe servir para sacarlos. Aunque no me alegra que este asunto haya salido de esta manera, parecer ser que es la única forma de que se solucione.
-El problema ha estado tapado durante años. Ha sido sorprendente el papel de las administraciones, ¿no?
-En todo este tiempo las administraciones han estado escondiendo el problema. Por eso, cuando alguien en los medios lo explica, todo el mundo se pone nervioso. Aunque también se exagera por el otro lado; y ahora parece que no se puede comer arroz del Delta y que aquello es un desastre.Y eso no es verdad. Porque una cosa son los contaminantes en el río y otra cosa es el riesgo ambiental o el riesgo para la salud.
-¿Y existe ese riesgo?
-Sabemos muchas cosas del Ebro y cómo los contaminantes han entrado en la cadena trófica. No hay contaminaciones enormes y no podemos decir que haya una situación de gran riesgo en el delta del Ebro a causa de este problema. Pero el riesgo no está bien caracterizado. Por tanto, debemos conocer este riesgo en la salud y el medio ambiente.
-¿Hay suficientes controles del agua de abastecimiento?
-Desde el episodio de contaminación de mercurio (que entró la red de abastecimiento de Tarragona en el 2001), los controles de la Confederación Hidrográfica y la Agència de l'Aigua han ido aumentando en frecuencia y aumentarán más. Se están poniendo los medios adecuados para que, mientras no sepamos cuál es el riesgo, como mínimo, el control sea exhaustivo.
-Las administraciones han sido incapaces estos años de controlar los vertidos y hacer de policía fluvial...
-Las administraciones siempre van a remolque de la legislación. Si hay legislación, la Administración actúa, y si no hay, no actúa. Cuando se arrojaron estos contaminantes al río, tal vez no había legislación. Y la Administración no dijo nada. La Confederación del Ebro y la Agència de l'Aigua se han limitado a cumplir burocráticamente lo que obligaba la ley. Y si debían hacer un único análisis de vertidos al mes, pues hacían uno sólo, en lugar de tres.

LA VANGUARDIA, Pág. : 29    22/09/2004
El fiscal pide información al Govern sobre el vertido de Flix al abrir su investigación     
MEDIO AMBIENTE
El fiscal jefe dice que ninguna administración le ha informado sobre los vertidos tóxicos en el Ebro, y que nadie ha denunciado los hechos

R.M. BOSCH / J. MARSAL
Tarragona / Flix
El fiscal jefe de la Audiencia de Tarragona, José María Parra, se ha dirigido al conseller de Medi Ambient de la Generalitat, Salvador Milà, para pedirle información sobre las toneladas de residuos mineros radiactivos, metales pesados y sustancias organocloradas hallados en el embalse de Flix del río Ebro, delante de la factoría de Ercros, según constata el informe del CSIC. La fiscalía ha abierto una investigación sobre el caso tal como avanzó La Vanguardia el pasado día 11.
Ayer, José María Parra explicó que hasta el momento ninguna administración ni institución le había hecho llegar información oficial sobre el informe del CSIC y que tampoco nadie había denunciado los hechos puestos de relieve en este documento. 'El tema me preocupa y como no he recibido información oficial he abierto diligencias de investigación para que el departamento de Medi Ambient informe al fiscal', apuntó Parra. El fiscal jefe manifestó que hay muchísimos interrogantes, desde cuándo y durante cuánto tiempo se han producido los vertidos hasta el ámbito del río Ebro afectado por los mismos y confirmar quién está detrás.
El fiscal reiteró ayer que una vez tenga todos los datos en su manos decidirá si las revelaciones del CSIC se suman a otras investigaciones en curso referentes a la contaminación del Ebro o si se instruyen diligencias específicas de este caso. Cabe recordar que el pasado febrero, después del archivo de la causa por el episodio de contaminación por mercurio del río, el juzgado de Falset abrió diligencias para esclarecer la relación entre Ercros y los vertidos de metales pesados detectados en el Ebro. Asimismo, Parra recordó ayer que la ejecución del proceso de responsabilidad civil contra Ercros por los vertidos tóxicos realizados entre finales de los 80 y principios de los 90 sigue abierta hasta que puedan determinarse los daños medioambientales a lo largo del tiempo.
Por otra parte, ayer se constituyó la comisión de seguimiento de los vertidos en el embalse de Flix. Integrada por representantes de todas las administraciones y organismos públicos implicados en la gestión del agua y el tratamiento de residuos, sus tareas arrancan con el objetivo de adoptar una solución al problema de la contaminación del embalse. Su presidente, el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Antonio Serrano, señaló que el proyecto ejecutivo para neutralizar los sedimentos tóxicos podría estar finalizado en nueve meses e iniciar las actuaciones el próximo verano.
Mientras en el consistorio la comisión daba su primeros pasos, la Plataforma per a la Defensa de la Ribera d'Ebre rompía su silencio para pedir 'responsabilidades' a la empresa y cargar contra los dirigentes políticos que 'exculparon' a Ercros nada más conocer el contenido del informe. 'La empresa conocía la legislación europea y tenía que saber que lo que hacía estaba mal, pero lo hacía precisamente porque 'no había prohibición', es decir, utilizaban España como un país donde los políticos corruptos permiten destruir sin miramientos la naturaleza, como hacen muchas multinacionales en el Tercer Mundo', señaló el portavoz de la Plataforma, Ramon Roig, quien exigió a Ercros que asuma el coste de la limpieza de los residuos y pidió la intervención del fiscal general de Medio Ambiente de Catalunya.
La entidad cargó con dureza contra el mensaje de 'tranquilos, aquí no pasa nada' lanzado desde las administraciones y reclamó que el caso de Flix sirva de punto de partida para diversificar la economía de la comarca, evitar 'nuevos pasivos ambientales', como el vertedero de Tivissa o la térmica de Riba-roja, y abogó por la necesidad de reenfocar la gestión del Ebro en su conjunto.
La Plataforma de la Ribera cargó contra el mensaje de 'tranquilos, aquí  no pasa nada' lanzado desde las administraciones
 
LA VANGUARDIA, 21/09/2004
El informe del CSIC detecta sustancias cuya fabricación ya ha sido prohibida     
agua. Pero lo más relevante es que en todos estos casos se superan las concentraciones de referencia relativas a estos mismos contaminantes en sedimentos marinos y en lagos de regiones limpias o las que presentan zonas con una contaminación industrial moderada.
En el caso de los metales pesados, el informe detecta niveles significativos de contaminación por mercurio y cadmio a lo largo del río 'procedente del embalse de Flix'. Además, se han encontrado 'niveles altos claramente indicativos de contaminación' por plomo y cinc en dos emplazamientos, aunque en este asunto los autores del informe señalan que estos episodios parecen proceder de problemas locales y no reflejan un transporte de metales desde el embalse de Flix.
En el caso de las sustancias organocloradas, el informe califica de 'importantes' los niveles de hexaclorobenceno y de policlorobifenilos encontrados a lo largo del río. Estos compuestos, conjuntamente con los policloroestirenos y policloronaftalenos hallados, proceden esencialmente del arrastre de los fangos del embalse de Flix.
Los policlorobifenilos (PCB), hoy prohibidos, fueron usados como aislantes en los tranformadores como dieléctricos, y se usaban en muchas pinturas y materiales para darles propiedades de resistencia al fuego. Se prohibieron porque se vio que, debido a su gran estabilidad química, se distribuyen por todo el planeta hasta alcanzar las zonas mas remotas. Ademas, presentan problemas de toxicidad para la salud humana, explica Joan Grimalt.
Por su parte, el hexaclorobenceno se puede usar como disolvente industrial de manera limitada en la producción. En la actualidad es un subproducto que proviene de la sintesis de disolventes clorados, pero tiempo atras (años 1950-1960) se uso como fungicida para cereales que se guardaban para sembrar, pero se prohibió dicho uso debido a un episodio de intoxicacion en el kurdistán turco.
Otros compuestos encontrados en concentraciones muy elevadas son el DDT y DDE -un insecticida y un producto de transformación derivado de este insecticida- cuya presencia está relacionada con las actividades agrícolas en la zona.
Esta investigación del CSIC consistió en recoger 15 muestras de lodos en 11 puntos distribuidos a lo largo del tramo de río. El estudio de campo requirió la utilización de una draga en una campaña de muestreo llevada a cabo en junio del año 2000.

LA VANGUARDIA, Pág. : 33    11/09/2004
El fiscal califica el vertido de 'muy grave' y promete investigar a fondo Ercros     
 
J. MARSAL/R.M.BOSCH
Tortosa/Tarragona
El fiscal jefe de la Audiencia de Tarragona, José María Parra, calificó ayer de 'hecho muy delicado y muy grave' la situación en el embalse de Flix puesta al descubierto en el informe del CSIC. Parra explicó que la fiscalía decidirá si abre una investigación específica sobre este asunto o si incluye las nuevas revelaciones en la causa iniciada, este mismo año, por el juzgado de Falset para esclarecer la vinculación de Ercros con los vertidos de metales pesados detectados aguas abajo de la factoría de Flix.
'Valoraremos la relación de estos hechos nuevos con los que ya se están investigando. Si decidimos que forman parte de la misma investigación incorporaremos estos elementos ampliando el mismo proceso', señaló, sin querer aportar detalles sobre el estado y el avance de las indagaciones. La investigación en curso, recurrida infructuosamente por Ercros, fue ordenada por el juez en el mismo auto de archivo de las diligencias abiertas por la contaminación por mercurio de las aguas del Ebro en diciembre del 2001. El fiscal jefe también recordó que la ejecución del proceso de responsabilidad civil contra Ercros por los vertidos tóxicos realizados entre 1988 y 1993 continúa abierta hasta que puedan calibrarse los efectos ambientales a lo largo del tiempo. Cerrado ya el proceso penal (véase información al pie de esta página) Parra explicó que la repercusión en el medio ambiente de los vertidos no se vislumbrará hasta dentro de 'unos 20 o 30 años'.
Ercros se pronunció ayer sobre el informe del CSIC que constata la existencia de un vertedero incontrolado de residuos mineros radiactivos en el embalse de Flix, cerca de su factoría. La compañía indica que, respecto a 'los radionucleídos detectados en los sedimentos, el Consejo de Seguridad Nuclear ya se pronunció en 1993 en el sentido de que dichos isótopos radiactivos son de origen natural y que los valores encontrados en el pantano de Flix son inferiores a los fijados por la legislación, motivo por el cual están exentos de la aplicación de la normativa de protección radiológica'.
La empresa destaca que 'la existencia de sedimentos acumulados a lo largo de más de un siglo en el lecho del río a la altura de Flix es un hecho conocido por las diversas administraciones competentes y por la empresa'. Ercros sostiene que durante los 107 años de funcionamiento de la factoría, la empresa ha desarrollado su actividad industrial 'de acuerdo con la normativa vigente en cada momento'. Y añade que 'ha adoptado siempre las medidas correctoras necesarias para garantizar el adecuado tratamiento de sus residuos industriales y la ausencia de vertidos de lodos contaminantes al medio hídrico'.
El comunicado hace hincapié en que para tener un conocimiento más amplio de estos sedimentos ha consultado a 'técnicos expertos en la materia sobre la situación de otras fábricas europeas que han vivido una experiencia similar'. En tales casos, según Ercros, las actuaciones que se han realizado han consistido en 'la intensificación del control y seguimiento de la calidad del agua, y sólo se ha acometido la retirada de los sedimentos cuando esta calidad se veía amenazada'.
Al igual que reiteraron ayer la Conselleria de Medi Ambient y el Ministerio de Medio Ambiente, los responsables de Ercros sostienen que los controles que las administraciones han realizado en el Ebro 'revelan que no hay desplazamiento ni difusión de los sedimentos en el medio hídrico que afecten a la calidad del agua'.

ALARMA ECOLÓGICA Las medidas legales
Ercros replica que la existencia de residuos acumulados durante más de un siglo en El Ebro es un hecho sobradamente conocido
La fiscalía duda ahora entre abrir una nueva causa o incluir las nuevas revelaciones en un proceso anterior

LA VANGUARDIA, Pág. : t1    19/02/2004

Mercurio sin origen     
ARCHIVADAS LAS DILIGENCIAS POR EL PRESUNTO VERTIDO DE ERCROS EN EL EBRO EN DICIEMBRE DEL 2001     
 
JORDI MARSAL TORTOSA
Tras más de dos años de periplo judicial cargado de incógnitas, el caso de contaminación de mercurio en el Ebro registrado en diciembre del 2001 ha finalizado su paso por los tribunales con un sonoro carpetazo. La justicia no ha encontrado suficientes pruebas para atribuir el vertido -que contaminó durante cinco días la red de agua potable del Consorci d’Aigües de Tarragona causando, además, la muerte de 2.500 kilos de peces en el río- a los colectores de la empresa Ercros de Flix. Ésta ha sido la base para que el titular del juzgado de instrucción de Falset, Francisco José Revuelta, haya decidido sobreseer las diligencias.
El caso, que todavía hoy es objeto de controversia y acerca del cual varios expertos ambientales mantienen sus discrepancias respecto a la versión oficial, evidenció clamorosamente la práctica ausencia de mecanismos de control sobre los vertidos y la calidad de las aguas del Ebro, que alcanzó valores de contaminación por mercurio 25 veces superior a los habituales y llegó a los grifos de los domicilios de más de 400.000 personas de la provincia.
El auto de sobreseimiento no pone en duda la presencia de los índices de mercurio detectados. En él se asume, que ésta fue la causa más probable de la muerte de los peces. Asimismo, el auto señala que, según Sanitat, 'no se produjo riesgo alguno para la salud de las personas', puesto que la dosis no superó el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.
Sin embargo, el juez insiste reiteradamente en la inexistencia de pruebas que vinculen la presencia del metal pesado en el río a la actividad de Ercros, la única factoría de la zona autorizada por la Confederación Hidrográfica del Ebro para este tipo de vertidos (de hecho, el organismo abrió expediente a Ercros por considerar que había excedido los límites legales de vertido de mercurio). 'No basta con la existencia de una mayor concentración de mercurio en las aguas superficiales del río para imputarla a una empresa concreta', argumenta el auto. La empresa agregó que las bajas temperaturas obligaron a bajar la producción y reducir los vertidos legales.
Según el auto, además, los informes de la unidad de Medi Ambient de los Mossos no tendrían validez probatoria porque se realizaron varios meses después de los hechos (en agosto de 2002) pero, sin embargo, constatarían que 'por parte de Ercros se podrían haber realizado vertidos de mercurio ilegales tanto en las aguas como a través de lodos contaminantes'. Por ello, el juez abrirá nuevas diligencias para investigar a Ercros por un presunto delito contra el medio ambiente por estos vertidos posteriores. La empresa ha celebrado la decisión del sobreseimiento,y ha anunciado que recurrirá esta apertura de diligencias.

El Ebro alcanzó valores de contaminación por mercurio 25 veces superior a los habituales y el agua llegó a los grifos de más de 400.000 personas.
 
Más información y dictámenes periciales :

Ing. Miguel Ángel Gallardo Ortiz en WWW.CITA.ES
Ingeniero de Minas por la Universidad Politécnica de Madrid
Criminólogo por la Universidad Complutense
Diplomado en Altos Estudios Internacionales (SEI-CSIC)
Tel: (+34) 914743809 Fax: 902998379 Móvil: 619776475
Apartado (P.O. Box) 17083, E-28080 Madrid, Spain, E-mail: miguel@cita.es
perito