Al Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Alcobendas, Fax: 916572608

Documento publicado en Internet www.cita.es/ford y www.miguelgallardo.es/ford2.pdf

Demanda inicial de 4.1.12 únicamente en www.miguelgallardo.es/ford.pdf


Miguel Ángel Gallardo Ortiz, ingeniero, criminólogo, licenciado en Filosofía y diplomado en Altos Estudios Internacionales, perito especialista en automoción y accidentología vial, DNI: 7212602-D, en su propio nombre y derecho y también como administrador único de la mercantil Cooperación Internacional en Tecnologías Avanzadas (CITA), SL Unipersonal, con CIF: B-81499345 con domicilio en Madrid, calle Fernando Poo, 16 Piso 6ºB CP 28045 Madrid, Tel. 902998352, fax 902998379, correo electrónico miguel@cita.es como mejor proceda comparece y según el art. 437 de la LEC formula DEMANDA DE JUICIO VERBAL EN RECLAMACIÓN DE CANTIDAD DE DOS MIL EUROS (2000) contra Ford España S.L. con domicilio en Edificio Miniparc IV, calle Caléndula, 13, C.P. 28109 Alcobendas (Madrid) por los siguientes HECHOS:


1º Es conocido que los primeros vehículos de una serie tienen defectos que se van corrigiendo en versiones posteriores, pero el fabricante es responsable del diseño defectuoso siempre y de todas las reparaciones. Es el caso del parachoques trasero de la furgoneta FORD TOURNEO CONNECT y en concreto, de las esquinas de la nuestra con matrícula 4915-DDP que se desprenden y pierden con demasiada facilidad, al menos, en el modelo fabricado en el año 2004. Basta observar que un importante número de furgonetas como la nuestra circulan sin esas protecciones para comprender que no se trata de un hecho aislado aunque parezca que solamente perjudica a cada propietario. Por este motivo se presentó en los Juzgados de Madrid demanda con fecha 4 de enero de 2012 que fue repartida al Juzgado de Primera Instancia 45 de Madrid que se declaró territorialmente incompetente dando traslado al decanato de los Juzgados de Alcobendas sin que haya sido tramitada aún por decretar el sobreseimiento el Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Alcobendas en auto nº 459/12 de fecha 9.7.12 del procedimiento Juicio Verbal 788/2012 en el que se dice que “la parte actora podrá volver a interponer nuevamente la demanda en tanto no prescriba la acción ejercitada”. No entendemos ni compartimos que los consumidores y usuarios tengan que demandar en el domicilio del fabricante demandado, pero precisamente por tal esfuerzo y coste adicional, ahora pedimos 2.000 euros por ser la máxima cuantía que se pueda reclamar sin abogado, amparándonos en el artículo 24 de la Constitución Española, reiterando y ampliando con nuevos datos la demanda.


2º Este defecto es grave según se señaló en la ITV Comunidad de Madrid sita en la Carretera de Andalucía, N. IV, km 15,400 28906 Getafe (Madrid), Tel. 916955762, el domingo 18 de diciembre de 2011, siendo perfectamente conocido por sus técnicos. De manera verbal e informal se nos comenta que lo mejor es ir a Desguaces La Torre Tel 918609100 en cuya nave 3 puesto 12 nos informan de que esas piezas laterales del parachoques trasero de la FORD TORUNEO CONNECT están completamente agotadas, incluso nuevas (aunque sea un desguace, es también un punto de venta de piezas nuevas), y nos hacen algunos comentarios sobre la política de Ford España SL respecto a ese problema perfectamente conocido por el fabricante. El plazo de 15 días para subsanar el defecto y poder pasar la inspección de la ITV obligatoria parece obligar a propietarios de ese modelo de furgoneta a pagar importantes cantidades por un desprendimiento debido a un defecto de diseño y fabricación y se llega a sustraer a otros vehículos esa pieza. No hace falta ser ni ingeniero, ni criminólogo, para imputar toda la responsabilidad del hecho a Ford que debería haber ofrecido reparación y compensación tan pronto tuvo conocimiento de los hechos. No lo ha hecho.


3º No es la primera vez que hemos detectados defectos de diseño y fabricación en la furgoneta modelo FORD TOURNEO CONNECT, pues el 26 de diciembre de 2008 ya interpusimos una demanda de conciliación a Ford por otro gravísimo defecto con la barra estabilizadora por el que Ford pretende obligar a cambiar todo el eje trasero en numerosas furgonetas. El acto de conciliación 47/2009 se celebró el 3 de marzo de 2009 en el Juzgado de 1ª Instancia nº 1 (ant. Mixto 2) sin avenencia por parte del representante legal de Ford Francisco Javier Vives Soto. Nuestra demanda de conciliación está publicada en Internet http://www.miguelgallardo.es/furgoneta.pdf


4º En su momento, el representante legal de Ford Francisco Javier Vives Soto reconoció en un mensaje de correo electrónico la gravedad del defecto de la barra estabilizadora que parece haber sido subsanado en modelos posteriores pero no corregido en el de nuestra furgoneta, y pese al reconocimiento expreso, no Ford no asumió ninguna responsabilidad ni reparó ni compensó ninguna reparación por la necesaria soldadura, o resoldadura, de la barra estabilizadora. Ford no ha hecho ninguna llamada a revisión de ningún modelo de furgoneta del que tengamos conocimiento.


5º Ante las dificultades para encontrar un taller en el que pudieran reparar las piezas desprendidas y considerando el breve plazo de 15 días dado por la ITV, vuelvo a ponerme en contacto con el representante legal de Ford Francisco Javier Vives Soto por su correo electrónico jvives@ford.com el mismo 18 de diciembre de 2011 que tras varios días de correspondencia acabó facilitándome los datos del taller oficial de Ford Almoauto, SA en Avda. de la Albufera 323, 28031 de Madrid, Tel. 913310456, donde José Luis de repuestos y José Antonio de taller conocen perfectamente los frecuentes problemas mencionados. Facturaron 86,28 euros por las piezas identificadas por el fabricante Ford como CF 4374760 y CF 4374761 aunque normalmente facturan también 1 hora más de trabajo por 66 euros + IVA. En cualquier caso, el problema no es el coste de las piezas, sino la frecuencia con la que se desprenden o sustraen por su mal diseño y las graves consecuencias que tiene el defecto, obligando a numerosos propietarios afectados, como es nuestro caso, a dedicar tiempo a reparar lo que es responsabilidad del fabricante Ford que se desentiende por completo de cualquier responsabilidad por los defectos de diseño y fabricación.


6º Reparada la furgoneta, el 26 de diciembre de 2011 se pasa la ITV y se solicita información a los inspectores que amablemente comprenden mi interés legítimo y verbalmente me manifiestan que los dos defectos detectados en únicamente en las furgonetas Ford son muy frecuentes y graves, y que a ellos también les afecta la rotura u obstrucción de la cerradura del capó. Lamentablemente, la responsable de la ITV de la Comunidad de Madrid, Olivia Franco, se niega a aceptar el escrito que tenía preparado para que me diera una copia sellada, y remito a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid ese mismo escrito con unas precisiones adicionales. El artículo 381 de la LEC posibilita el informe de la administración competente sobre las ITVs, que en este caso, es la Comunidad de Madrid, porque hemos podido saber que el funcionario Jefe de Área de Inspección y Control Industrial, Rogelio Garrido Simón dispone de estadísticas de defectos del modelo Ford Tourneo extremadamente relevantes para probar la responsabilidad del fabricante.


7º El 3 de enero de 2012 trato de ponerme en contacto telefónico con el funcionario de la CAM y Manuel Ortega me dice que mi escrito se ha reenviado al Ministerio de Industria y solicito que me envíe cuanta documentación sea posible solicitando se abra un expediente en el que se nos tenga por personados, sin perjuicio de lo que se precise para requerir informe al Ministerio de Industria por el artículo 381 de la LEC, una vez que el fabricante demandado conteste a esta demanda.


8º Es un hecho notorio que los fabricantes de automóviles hacen llamadas a revisión, o al menos, sin hacerlas, reparan sus fallos de diseño o defectos gratuitamente y con las máximas facilidades para sus clientes. El anterior modelo de furgoneta que tuvimos fue una OPEL Combo que tenía como defecto la oxidación de una parte de la chapa que fue reparada sin ningún coste y con las máximas facilidades sin tener que hacer más que una llamada al servicio técnico de OPEL. Otros fabricantes publican sus llamadas a revisión gratuita por motivos mucho menos graves que los graves defectos detectados en la furgoneta FORD CONNECT. Sirvan como ejemplos los siguientes:

Toyota llama revisión 80.497 vehículos en España - ABC.es

www.abc.es/.../abci-toyota-llama-revision-vehiculos-2012...

11 Oct 2012 Un fallo en el mando del elevalunas delantero derecho sin mayor alcance ha motivado que el fabricante nipón llame revisión gratuita a los ...

Hyundai llama a revisión a los modelos Santa Fe y Trajet | Motor ...

www.motorspain.com/.../hyundai-llama-a-revision-a-los-...Compartir

25 Oct 2010 Hyundai está llamando a revisión a algunos clientes de varios modelos de Santa Fe y Trajetpro problemas de corrosión en la zona de la ...


Incluso el mismo fabricante Ford aquí demandado llama a revisión de ciertos modelos, pero por lo que parece, únicamente en Estados Unidos, y no en España, como puede verse en

Ford Fiesta: 154.604 unidades a revisión en Estados Unidos ...

www.autocasion.com/.../ford-llama-a-revision-154-604-u...

hace 3 días El problema se encuentra en el software de los airbargs, que provoca que la bolsa de aire de cortina no se despliegue en la parte derecha si ...


Existen otros muchos ejemplos pertinentes y relevantes fáciles de encontrar en Google si se busca por el nombre de un fabricante y el literal “llama a revisión”. Lo que no hemos encontrado es ninguna otra referencia de una dejación tan clara y contumaz por parte de ningún fabricante ante un defecto tan evidente para todo el que pueda ver y tocar una furgoneta como la defectuosa.


9º La responsabilidad por defectos de diseño o fabricación no puede prescribir, al menos, mientras sigan suministrándose, con ánimo de lucro, piezas y servicios para la reparación de lo que no sería necesario reparar si no fuera defectuoso. Antes al contrario, el conocimiento consciente y doloso del fabricante no es sino un agravante que merece acción punitiva que pedimos. No parece que existe mejor manera de ejemplarizar que la máxima condena dando todas las facilidades posibles al consumidor o usuario que no tiene ninguna culpa ni responsabilidad sobre el defecto, de manera que al fabricante le sea más económico llamar a revisión que afrontar más demandas de perjudicados.


A los anteriores HECHOS les son de aplicación los siguientes FUNDAMENTOS DE DERECHO:


Primero.- Jurisdicción, Competencia, Capacidad y Legitimación. Teniendo la condición de usuario el actor y habiendo respondido éste a una oferta pública del demandado resulta competente el Juzgado de Instancia de Madrid ante el que comparecemos, correspondiente al domicilio del demandante, conforme a lo dispuesto en los artículos 52.2 LEC; art. 86 ter 2.b) y art. 3.1, 19 bis de la Ley 38/1988 de Demarcación y Planta Judicial. Así se ha pronunciado nuestro Tribunal Supremo de modo pacífico y reiterado a través de los Autos de 10 de octubre de 2007; 13 de abril de 2007; 5 de noviembre de 2004 y 7 de octubre de 2004, en resolución de los conflictos de competencia. Las partes se encuentran capacitadas y legitimadas activamente la demandante y pasivamente la demandada a tenor de lo dispuesto en los artículos 6, 7 y 10 LEC. Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia 45 de Madrid decide que la competencia es de los de Alcobendas, ocasionando un evidente perjuicio al demandante que tiene que volver a presentar allí la demanda.


Segundo.- Postulación y representación. Conforme a lo previsto en los artículos 23.2.1º y 31.2.1º LEC esta parte comparecerá por misma representada por Miguel Ángel Gallardo Ortiz.


Tercero.- Procedimiento, cuantía, copias de escritos y documentos y su traslado. De conformidad con lo dispuesto en los artículos 248.2.2º, 250.2 LEC, corresponde dar a la presente demanda la tramitación prevista para el juicio verbal regulado en los artículos 437 y ss. LEC. Se cuantifica la presente demanda en la suma de dos mil euros (2000 €) en cumplimiento de lo impuesto por el art. 253 LEC. Se presentan así mismo los escritos y documentos debidamente firmados, respondiendo de su exactitud con acatamiento de lo imperado por el art. 274 LEC. Expresa el actor su voluntad de cumplir los requisitos exigidos por la Ley, interesando a tenor de lo establecido en el art. 231 LEC cualquier subsanación necesaria.


Cuarto.- Fondo.

A) Artículo 1902 del Código Civil (responsabilidad civil extracontractual)

B) Del principio pro consumatore. Consagran el principio pro consumatore lo establecido en los artículos 153 del Tratado Constitutivo de la Unión Europea, 51.1 y 53.3 CE. Nos hallamos ante reglas impuestas a los poderes públicos, que en consecuencia habrán de informar la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos, vinculando en suma al legislador (STC 71/1982, de 30 de noviembre) y al juez y poderes públicos (SSTC 19/1982, de 5 de mayo y 14/1992, de 10 de febrero). Nos reservamos el derecho a la denuncia administrativa para sanción, y en todo caso, el Ministerio de Industria y la Comisión Europea habrán de informar por escrito sobre defectos, expedientes y sanciones del fabricante Ford, así como de cuantos incidentes y defectos sean detectados por las Inspecciones Técnicas de Vehículos reportados a las Administraciones Públicas, requeribles por lo dispuesto en el articulo 381 de la LEC.

C) De la protección de los intereses económicos de los usuarios. Merecen especial tutela los intereses económicos de los consumidores según reconocen los artículos 8 b), 19, 128 y 132 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (TRLGDCU). El fallo de los elementos cuyos defectos explican los hechos muy probablemente afecte a muchos más usuarios, poniendo en serio riesgo su seguridad y la de terceros.

D) De los requisitos técnicos en el ámbito de la Comunidad Europea, incluso cumpliendo todas las normas establecidas y disponiendo de todas las homologaciones o autorizaciones para fabricar o comercializar, sigue existiendo responsabilidad civil porque si no es del fabricante, la responsabilidad es, precisamente, de la Comisión Europea, desde la Directiva 85/374. La Tesis Doctoral titulada “RESPONSABILIAD CIVIL POR DAÑOS OCASIONADOS POR PRODUCTOS DOCUMENTADOS CONFORMES A REQUISITOS TÉCNICOS EN EL ÁMBITO DE LA COMUNIDAD EUROPEA” de Manuel Olaya Adán (UNED, 1991) concluye que “La exoneración relativa a la imposibilidad de detección del defecto, cuando el producto fue puesto en circulación, contando con el estado de los conocimientos técnicos y científicos y técnicos de aquel momento, implica que el productor pruebe haber tenido en cuenta las normas técnicas de los sistemas normativos más relevantes a escala mundial, así como la inexistencia de referencias bibliográficas, en revistas científicas, advirtiendo sobre tal defecto”. Desde que es de aplicación la Directiva 85/374, la reiterada jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea hace que la carga de la prueba recaiga sobre el fabricante, y no sobre el consumidor o usuario.


Quinto-. Valoración de la prueba. Según lo dispuesto en el artículo 217.7 LEC, corresponde al juzgador valorar las pruebas teniendo presente la disponibilidad y facilidad probatoria que corresponde a cada una de las partes en el litigio. En este sentido, se ha manifestado el TS a través, entre otras de sus Sentencias de 8 de febrero o 22 de diciembre de 2001. Con relación a la carga de la prueba sobre los daños morales, presenta múltiples posibilidades, sobre todo como reconoce nuestro alto Tribunal por la variedad de circunstancias en que puede producirse. Así se explica que sostenga nuestro Tribunal Supremo que la falta de prueba no basta para rechazar de plano el daño moral (STS de 21 de octubre de 1996), o que no es necesaria puntual prueba o exigente demostración (STS de 15 de febrero de 1994), o que la existencia de aquél no depende de pruebas directas (STS de 3 de junio de 1991). Lo normal es que no sean precias pruebas de tipo objetivo (STS de 23 de julio de 1990, STS de 29 de enero de 1993, STS de 9 de diciembre de 1994 o STS de 21 de junio de 1996, entre otras), sobre todo en relación con su traducción económica, y que haya de estarse a las circunstancias concurrentes (STS de 29 de enero de 1993 y STS de 9 de diciembre de 1994). Cuando el daño moral depende de un juicio de valor consecuencia de la propia realidad litigiosa, que justifica la operatividad de la doctrina de la in re ipsa loquitur, o cuando se da una situación de notoriedad (STS de 15 de febrero de 1994 y STS de 11 de marzo de 2000), no es exigible una concreta actividad probatoria. Sin embargo, ponemos a la disposición de todo el que se acredite como técnico legítimamente interesado el reconocimiento de la furgoneta, y pedimos que los técnicos especialistas de Ford comparezcan como testigos-peritos. Pero con mayor interés pedimos que los funcionarios del Ministerio de Industria y de la Comunidad de Madrid que sean competentes en el Área de Inspección y Control Industrial, concretamente Rogelio Garrido Simón que dispone de estadísticas de defectos del modelo Ford Tourneo que deben de ser requeridas al amparo de lo dispuesto en el artículo 381 de la LEC.


Sexto. Intereses. Han de adicionarse al principal los intereses correspondientes por aplicación de lo dispuesto en los artículos 1101 CC y 576 LEC.


Séptimo.- Costas. Han de imponerse las costas a la demandada conforme a lo establecido en el artículo 394 LEC. A mayor abundamiento, en casos como el presente, ha de apreciarse la mala fe del demandado conforme a lo dispuesto en el 395 LEC, toda vez que Ford España SL se desentiende de los graves defectos del productos y elude sus responsabilidades sobre los hechos que otros fabricantes activamente informan para su reparación gratuita en llamadas a revisión.


Octavo.- Iura Novit Curia. Y en todo lo no invocado resulta de aplicación el principio iura novit curia, plasmado en el art. 218.1 LEC.


En virtud de lo expuesto, SUPLICO AL JUZGADO: Se tenga por presentado este escrito junto con los documentos y copias que se acompañan, se sirva admitirlo, y en mérito al mismo tenga por formulada DEMANDA DE JUICIO VERBAL EN RECLAMACION DE CANTIDAD DE DOS MIL EUROS (2000) contra la mercantil ya mencionada en el encabezamiento Ford España S.L. con domicilio en Edificio Miniparc IV, calle Caléndula, 13, C.P. 28109 Alcobendas (Madrid) y, previo cumplimiento de los trámites procesales de rigor y recibimiento del pleito a prueba interesado desde este momento solicitando informe a la Administración autonómica y nacional competente en materia de Inspección Técnica de Vehículos (ITVs) por el artículo 381 de la LEC compareciendo funcionarios del Ministerio de Industria y de la Comunidad de Madrid que sean competentes en el Área de Inspección y Control Industrial, concretamente Rogelio Garrido Simón funcionario que ha de ser citado en la calle Cardenal Marcelo Espínola 14, Edificio F-4, 28016 Madrid y a quien corresponda en la Subdirección General de Calidad Industrial (ITVs) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo en Paseo de la Castellana 160, 28071 Madrid, para que se dicte en su día sentencia por la que, estimando íntegramente esta demanda, se condene a la demandada a abonar a quien suscribe la cantidad de dos mil euros (2000), más los intereses especificados en el cuerpo de esta demanda con expresa imposición de las costa a las demandada, por ser de Justicia que pido en Madrid, a 8 de noviembre de 2012.





Miguel Ángel Gallardo Ortiz, ingeniero, criminólogo, licenciado en Filosofía y diplomado en Altos Estudios Internacionales, perito especialista en automoción y accidentología vial, DNI: 7212602-D, y también como administrador único de la mercantil Cooperación Internacional en Tecnologías Avanzadas (CITA), SL Unipersonal, con CIF: B-81499345 con domicilio en Madrid, calle Fernando Poo, 16 Piso 6ºB CP 28045 Madrid, Tel. 902998352, fax 902998379, e-mail miguel@cita.es


Documento publicado en Internet www.cita.es/ford y www.miguelgallardo.es/ford2.pdf

Demanda inicial de 4.1.12 únicamente en www.miguelgallardo.es/ford.pdf

Al Juzgado de 1ª Instancia nº 4 de Alcobendas, Fax: 916572608